miércoles

Aniversario fundación paracaidista


La I Bandera Paracaidista del Ejercito de Tierra fue creada el 17 de Octubre de 1953.
El día 8 de Diciembre de ese año es destinado para su Mando el Comandante Pallás Sierra. Tomó su nombre del famoso caudillo almogávar ROGER DE FLOR al servicio de la Corona de Aragón en el siglo XIV.

El 23 de Febrero de 1954 se realiza el primer lanzamiento paracaidista en Alcantarilla (Murcia): esta fecha se conmemora todos los años como Aniversario de Las Fuerzas Paracaidistas del ET. La Bandera se instala en el Acuartelamiento Lepanto (Alcalá de Henares), antiguo cuartel de Caballería.

Posee un brillante historial de actuaciones en combate y en paz, dentro y fuera de España, así como misiones de ayuda humanitaria y de protección en el marco de Naciones Unidas. Ha participado también en numerosas maniobras de ámbito internacional tanto en territorio nacional como en el extranjero. Todo ello se puede resumir como sigue.
Ese mismo día 23 de febrero de 1954, la cantante Sarita Montiel recibe una placa como Madrina de la I Bandera Paracaidista de manos del Comandante Pallás.
En Mayo de 1956 como consecuencia del conflicto de Sidi Ifni se traslada a este territorio y el día 29 de este mismo mes, la 1ª CIA. es aerotransportada a Villacisneros, al Sur del Sahara Español. La Bandera realizó su primer salto en África en la zona de "Tam-Tam" el dia 22 de Agosto. En Enero de 1957 sería relevada por la II BPAC.

En Noviembre de 1957 regresa a Sidi Ifni para reforzar el despliegue y participa en todas las operaciones. Destaca el salto de combate de la 1ª Cia. en Erkunt: Fue el primero de los paracaidistas de esta Bandera en acción de guerra.

En marzo de 1961 es alertada por el conflicto de los "Petrolitos" en el Sahara, por lo que se traslada a El Aaiún desde dónde opera hasta Agosto de 1963. En Noviembre de 1975 es enviada de nuevo al Sahara durante los acontecimientos de la "Marcha Verde".

Desde Abril a Junio de 1991 participa en la operación "Provide Comfort" de ayuda al pueblo kurdo en el Norte de Irak, una vez finalizada la Guerra del Golfo (Agrupación "Alcalá"). Desde 1992, participa en la Fuerza de Protección de las NNUU,s en la ex Yugoslavia con diverso personal en las Agrupaciones "Málaga" y "Canarias" y con la 2ª Cia. en la Agrupación "Madrid" (Septiembre 93 - Abril 94).

Durante los años 94 y 95 la I BPAC ha formado parte de la AMF (ACE Mobile Force), Fuerza de Acción Rápida Aliada en Europa, participando activamente en cuantos ejercicios ambientados en el flanco Sur de Europa se han realizado.

Entre los meses de abril y agosto de 1999 la I BPAC formó el grueso de SPABRI X en Bosnia y Herzegovina.

Sus actividades más importantes se centraron en el control de la frontera de Montenegro para evitar el contrabando de armamento y combustible durante la etapa de la campaña aérea de la OTAN contra Yugoslavia.

En Afganistán la Bandera ha formado parte de los contingentes ASPFOR-XIV (2006) y XVII (2007).

En Libano, la Bandera ha formado el grueso del contingente Libre Hidalgo XI (2010).

Actualmente, la I Bandera de Paracaidistas se aloja en la nueva Base "Príncipe", en el Termino Municipal de Paracuellos de Jarama.

Muchos han caído para que todas estas misiones, en combate o en paz, pudieran cumplirse: Obligado es recordarlo aquí. Todos ellos, desde el CLP. Antonio Ortiz Pérez (2ª Cía.) muerto en accidente paracaidista en 1955, los caídos en la Operación Maxorata (Fuerteventura, 1972) y los CLP. Mera Vera y Pérez Burgos, fallecidos en Afganistán en 2007.

Muchas felicidades a todos los que han servido en ella.

Gracias por tu aportación, Papilozano, socio de A.I.V.E.P.A.

jueves

Aniversario del Tte. Ortíz de Zárate


HOMENAJE AL TENIENTE D. ANTONIO ORTIZ DE ZARATE.

Se cumplirán en este próximo mes de noviembre, 56 años de la muerte del Teniente Ortiz de Zárate.
La expedición de auxilio al puesto avanzado de Telata tuvo menos éxito que la de Tiliuin. Tras abandonar Sidi-Ifni el 24 de noviembre a bordo de viejos camiones, una sección de la II Bandera paracaidista del E.T. al mando del teniente Ortiz de Zárate, avanzó muy lentamente por la pista que unía Sidi Ifni y Tiliuin (los camiones no podían ir campo a través, dado lo abrupto del terreno), puesto que los marroquíes habían interpuesto piedras en el camino. A esto había que añadir las frecuentes emboscadas realizadas por los mismos que al día siguiente causaron varias bajas, forzando a la expedición a abandonar los camiones y salir de la pista por la que transitaban. El 26 de noviembre, la comida se terminó. Los paracaidistas, bajos de munición, reanudaron la marcha, sólo para sufrir de nuevo repetidos ataques enemigos y resultar cercados.
Aunque se les pudo enviar víveres desde aeroplanos, las bajas continuaron aumentando. Entre los muertos estaba el teniente Ortiz de Zárate.
El 2 de diciembre, una columna de infantería que había salido de Sidi Ifni, compuesta por una compañía del IV Tabor de Tiradores de Ifni al mando del capitán Rafael López Andión, rompe el cerco sobre los paracaidistas y entra a continuación en Telata.
El puesto es destruido para no dejar refugio a los marroquíes y los supervivientes de Telata y de la sección paracaidista, estaban de vuelta en Sidi Ifni el 5 de diciembre. Habían sufrido cinco muertos y catorce heridos.
“El 22 de noviembre de 1957, la Segunda Bandera se dirige a relevar a sus compañeros de la Primera. La 7ª Compañía de la II Bandera entra en combate en Tiguisit-Igurramen. La Sección mandada por el Teniente Ortiz de Zárate y el Sargento Moncada, compuesta por varios cabos, un médico y cerca de 35 soldados y que porta como material de guerra varios vehículos ligeros, un fusil ametrallador FAO y una emisora de comunicaciones, se dirige a socorrer la posición del zoco de Tzelata, cuando es sorprendida en una emboscada por cerca de 200 moros. Durante los primeros momentos el caos se apoderan de las tropas españolas, pero en un alarde de valentía, el Teniente Ortiz de Zárate se coloca al frente de sus hombres, demostrando así que oficiales y tropa son uno y que van a plantar cara.

En ese agreste desfiladero, los moros bien posicionados y parapetados, comienzan a lanzar proyectiles de mortero, destruyendo los vehículos que hubieran facilitado la retirada y dañan la radio que hubiese servido para comunicar su posición y solicitar auxilio.

En esta situación desesperada, el Teniente Ortíz de Zárate ordena un despliegue en cubierta que hace infructíferas las embestidas musulmanas, de tal forma que el combate se alarga durante varios días. En uno de los momentos de relativa calma, el oficial arenga a la tropa sobre la difícil situación y ordena que no se rinda nadie en caso de su muerte.
Una famosa sentencia sale de su boca cuando lacónicamente dice: “TZELATA O AL CIELO”.

Una bala perdida del enemigo pone fin a la vida del Teniente Ortiz de Zárate el 26 de Noviembre, haciéndose cargo de la Sección el Sargento Moncada, el cual reitera las órdenes del Teniente de no rendirse si él fallece”.






Se conmemorará el día 26 del mes de noviembre, la heroica muerte en combate del teniente paracaidista del E.T. Antonio Ortíz de Zárate.

La operación Pañuelo fue una de las meditas tomadas por el mando durante la guerra de Ifni y que consta en los anales como ser la primera acción real de la Brigada Paracaidista.

El teniente Antonio Ortiz de Zárate, después de arengar a sus hombres, se gira, firme y seguro, y mirando a los que les despedían, sentencia: «Entraremos en Tzelata o en el cielo».

Su sección de la 7ª compañía de la II Bandera de la Brigada Paracaidista se dirigía a liberar ese zoco, en el África Española Occidental, que incluía Ifni y el Sahara. La situación en la zona se había vuelto insostenible. Los constantes ataques de los rebeldes marroquíes sobre las posiciones hasta entonces españolas habían derivado ya en una guerra abierta en la que peligraba gravemente la continuidad de la zona como provincia española. Era el 23 de noviembre de 1957 cuando la sección del teniente Ortiz de Zárate parte con tres camiones, una ambulancia, una sección de ametralladoras y personal de transmisiones y zapadores. Poco antes de llegar a su destino, y tras un viaje lleno de trabas, la sección es recibida por el Ejército de Liberación Marroquí con fuego cruzado intenso, que obliga a Ortiz de Zárate y a sus hombres a parapetarse en un alto. Ante la imposibilidad de alcanzar el objetivo, la sección trata de fortificarse en su posición. El 26 de noviembre, el teniente Antonio Ortiz de Zárate, fruto del acoso al que estaban siendo sometidos, cae mortalmente herido, convirtiéndose en el primer héroe de la Brigada Paracaidista.

Fotos cedidas por José Luís González Vicente.

martes

Algo sobre el cuartel de Lepanto



Según un escrito de José Saura Rizzo.

En su interior teníamos un recinto llamado "picadero", pues en realidad fue el picadero del cuartel de caballería que había sido aquello anteriormente. Recinto donde los militares picaban o domaban los caballos. Era una nave espaciosa y cubierta, con ventanas en partes altas, suelo de arena y un gran portón, donde dábamos clases de teórica y tablas de gimnasia los días de lluvia. En otros momentos era galería de tiro donde los jefes, oficiales y suboficiales hacían prácticas instalando dianas sobre cajones llenos de arena apilados en uno de los fondos, concretamente el de la derecha visto desde la puerta.
Por tener el suelo de arena era el lugar idóneo donde practicar lucha libre a la que éramos aficionados un grupo de compañeros. En una ocasión, el comandante Pallás al que le gustaban las artes marciales ( se decía que era "cinturón negro" de alguna que otra disciplina ), que se encontraba allí practicando lucha y defensa personal con cuchillo en la mano, me eligió, para que otro descansara, y me puso un cuchillo en la mano diciéndome que atacara a su cuerpo, y claro, le ataqué pero desviando el cuchillo para no herirle, gritándome entonces: si no me tiras a dar te meto diez días de prevención. Le tiré a dar pero, con una habilidad pasmosa, me desarmó y neutralizó inmediatamente. ¡Menudo era con estas prácticas! Por supuesto que no me arrestó. Las duchas que usábamos los de la 7ª Cia., las teníamos debajo de nosotros, en la planta baja. Era un túnel con forma de herradura, de poco más de un metro de ancho, con chorros de agua a presión en todos los sentidos, hasta desde abajo hacia arriba. Te mojabas entero. Por allí teníamos que pasar en tromba y en el menor tiempo posible; dos veces, mojarnos para enjabonarnos y la segunda para enjuagarnos, pero lo curioso, gracioso y grotesco era la postura que adoptábamos por el interior del túnel; formábamos una pronunciada curva convexa por delante y cóncava en la trasera, pues ninguno queríamos que el de atrás nos rozara con el "rabo".
Siguiendo por el cuartel de Lepanto, recordarán conmigo los más veteranos, dónde estaban las cocinas y la leñera con nuestra "chita" atada sobre los leños. Era en un callejón entre "el picadero" y la nave central, callejón en el que también estaba la peluquería. Por la parte delantera, que daba al Patio de Armas, estaba el botiquín y consulta médica además de la Compañía administrativa, y en la parte superior se alojaba la compañía de reclutas-aspirantes, donde yo estuve desde el 17 de Mayo del 56 hasta que marché a Alcantarilla. Al regreso me incorporé definitivamente en mi 7ª Cia.
Una de las escenas que quedaron muy bien grabadas en mí fue ver al pelotón de castigo entre la cocina y la leñera, formados en fondo de a tres, donde cada uno sostenía el plato de comida en una mano y la cuchara en la otra, comiendo a paso ligero sin avanzar en el suelo. En Sidi Ifni vi al pelotón en trabajos duros, pero comían sentados en el murete. Del pelotón se hablaban cosas peores, pero yo no llegué a verlas.


lunes

Alcalá de Henares


Día 26 de Noviembre de 1957

Se encuentra la 1ª Bandera Paracaidista en Alcalá de Henares.

A las 10,30 horas es alertada la Bandera; desde este momento todo son órdenes y preparativos; se vive ambiente de guerra, reparto de municiones y ranchos en frío, revistas de equipos, armamentos, etc…la Bandera está preparada para actuar en menos de tres horas, la moral es excelente, todo está a punto, los paracaidistas están preparados para ser utilizados, los escalones de abastecimiento por aire, empacados y dispuestos a lanzarse a la primera orden.
Transcurren las horas y la ansiada orden de marcha se hace esperar.

Día 27 de Noviembre de 1957.-

A las 0 horas se recibe la orden de embarque en camiones y se traslada a parte de la Bandera al Aeródromo de Getafe, en donde previa colocación de paracaídas, se embarca en aviones DC-3 y Bristol.
A las 3 horas sale la oleada de aviones rumbo a Sidi-Ifni y se llega a las 8 horas (horario de Ifni).
Se desconoce la situación del enemigo pero dado que se ven fuerzas propias en el campo de aviación y alrededores, se procede a tomar tierra.

En días sucesivos llega el resto del personal y todo el material de la misma (radios, explosivos, botiquín…etc.)

Día 30 de Noviembre de 1957.-

A las 20 horas se recibe la Orden de Operaciones llamada “PLAN NETOL” (limpieza), inmediatamente reunión de mandos, estudio de planos, órdenes…etc, se comunica a la Tropa que debe dormir vestida y que al aviso de formar, lo han de hacer con todo el equipo de combate por tierra.